Xiaomi dentro de la lista de empresas chinas que representan una amenaza nacional para Estados Unidos

¿Qué consecuencias tiene que sea o me sea parte de la lista negra de Estados Unidos? La administración de Donald Trump aún no termina y tampoco las medidas aplicadas por su gobierno, y ahora incluye a Xiaomi en la lista negra por presuntos vínculos con el ejército chino.

No es un secreto para nadie todos los bloqueos y medidas que ha tomado el gobierno de Estados Unidos durante la administración de Donald Trump, sobre todo con empresas de nacionalidad China, como el caso de Huawei, pero en esta oportunidad la nación norteamericana arremete contra Xiaomi.

Tal como ha sucedido con otras empresas chinas Xiaomi es considerada una amenaza para el gobierno estadounidense ya que según autoridades de la nación, está atenta contra la seguridad nacional por sus relaciones con el ejército chino.

Claro está, nada de eso está comprobado pero el gobierno asegura que Xiaomi mantiene relaciones con el ejército de la nación asiática y mencionan las campanillas militares chinas comunistas con todo el peligro que podrían representar para el gobierno de Estados Unidos en un comunicado emitido por el departamento de defensa del país norteamericano.

A pesar de que ahora Xiaomi forma parte de la lista negra de empresas chinas bloqueadas por la administración de Trump este se trata de unas sanciones diferentes a las realizadas en el caso Huawei.

Xiaomi dentro de la lista de empresas chinas que representan una amenaza nacional para Estados Unidos

A diferencia del caso Huawei en esta oportunidad no se llevará a cabo un veto total de las relaciones con las empresas estadounidenses vinculadas a los comerciantes, en este caso Xiaomi sólo se deja en una situación muy vulnerable a la expectativa de medidas tomadas por el gobierno.

Una de las prohibiciones que se aplicarán obligará a los inversores estadounidenses a retirar el apoyo financiero que tiene Xiaomi estos momentos en un periodo máximo que se extiende hasta el 11 de noviembre del presente año, por lo que las empresas con sede en Estados Unidos deberán vender su participación durante este lapso de tiempo y romper con toda relación que tengan con empresa China

Por su parte Xiaomi a declarado que la compañía ha cumplido con la ley y ha operado de conformidad con las leyes y reglamentos pertinentes de las jurisdicciones en las que realiza sus negocios y confirma que no es propiedad ni se encuentra afiliada al ejército chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *