Aprende cómo proteger tu conexión a Internet

¿Sabias que tu conexión a Internet puede tener algunas grietas que le restan seguridad? Aprende con nosotros como identificarlas y eliminarlas para que disfrutes de un verano tranquilo.

Este año estuvo marcada por una terrible pandemia que cobro millones de muertes y a raíz de esto hay muchas personas que prefieren pasar su veranos resguardados desde casa, sin contar a los usuarios que aun se encuentras en cuarentena tras los azotes del Covid-19.

Pero esta situación esta teniendo consecuencias importantes en la conexión a Internet de cada hogar. Al quedarnos en casa pasamos más tiempo conectados a Internet, para vencer el aburrimiento bien sea navegando por nuestras páginas favoritas, disfrutar de contenidos multimedia o para jugar online.

Y por desgracia, esta situación también favorece a los amigos de lo ajeno, y es que en verano se suelen intensificar los ataques y los accesos no autorizados a redes Wi-Fi ajenas, con las que pueden robar nuestra información y cometer delitos informáticos y fraudes.

Así que si todavía no has revisado la seguridad de tu red este es un buen momento para hacerlo, así podrás disfrutar en todo momento de una buena experiencia conectado al Internet y evitarte sorpresas desagradables.

¿Qué puedo hacer para proteger mi conexión a Internet contra intrusos?

Por suerte es muy sencillo mantener la seguridad de nuestras conexiones, tanto que no necesitas ser un experto y auí te enseñamos paso a paso como debes actuar para deshacerte de los intrusos.

El primer paso que debes dar es verificar si hay intrusos en tu red. Para ello, solo tienes que entrar en la interfaz de tu router, puedes hacerlo al escribir 192.168.0.1 en el navegador y entrar en la opción correspondiente que muestra los dispositivos conectados.

Pero si por algún motivo no tienes claro la presencia de intruso en tu red, pero sospechas de que puede haber y no logras confirmarlo no te preocupes, sigue los pasos que te vamos a dar a continuación y podrás deshacerte de ellos.

Cambia la contraseña de tu Wi-Fi, esto hará que los intrusos que tuvieras dejen de conectarse hasta que descubran la nueva contraseña. Para cambiarla solo tienes que entrar en los ajustes de tu router, buscar la sección WLAN e introducir la nueva contraseña.

Desactiva el broadcast SSID, esto hace que el nombre de nuestra red Wi-Fi deje de mostrarse de forma pública. Podemos hacerlo también a través de la sección WLAN, y añade una capa de protección a nuestra conexión a Internet, ya que los intrusos deberán saber nuestra contraseña y el nombre de la red.

No es perfecto, pero funciona bastante bien. Podemos activarla también desde la sección de ajustes WLAN, se trata del filtrado MAC por listas blancas. Sin embargos, es un movimiento un poco extremo, ya que impide a todos los dispositivos, salvo los incluidos en una lista, conectarse a nuestra red Wi-Fi.

Ten cuidado con a quién das la contraseña, y crea, si es posible una red de invitados. Puede sonar extraño, pero si recibes visitas con frecuencia es normal que nos pidan la contraseña del Wi-Fi para poder utilizar su smartphone en momentos concretos pero si no son personas de total confianza no se las des.

Además procura usar contraseñas seguras y evita las vulnerables. Evita utilizar datos personales, como tu fecha de nacimiento por ejemplo, como contraseña, y también combinaciones de números y palabras sueltas. Intenta siempre combinar varias palabras sin sentido, números, mayúsculas y minúsculas y caracteres especiales.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *