Desarrollan un Game Boy sin batería que funciona con energía solar

¿Imaginas tener un Game Boy que dure para siempre y no tengas que usas baterías? La evolución de la tecnología continua revolucionando la industria de los videojuegos y ahora esto es posible, aquí te contamos cómo.

Una consola de videojuegos portátil que permita un juego indefinido, que nuca se descargue, es sin duda la peor pesadilla de todo padre.

Desarrollan un Game Boy sin batería que funciona con energía solar

Pero este Game Boy es algo más que una consola portátil. Se trata de una poderosa prueba de concepto, desarrollada por investigadores de la Universidad Northwestern y la Universidad Tecnológica de Delft (TU Delft).

Estos investigadores llevan los límites de la computación intermitente sin batería al ámbito de la diversión y la interacción y por supuesto también es otro paso hacia la tecnología sostenible.

Una Game Boy que funciona con energía solar

Como primer paso de investigación hacia las aplicaciones de consumo, los investigadores han creado un clon de la famosa consola portátil de Nintendo, pero le hicieron algunas modificaciones.

Su plataforma de juego consciente de la energía (ENGAGE) tiene el tamaño y el factor de forma de la Game Boy original, mientras que está equipada con un conjunto de paneles solares conectados a la parte frontal del chasis.

Las pulsaciones de botones por parte del usuario son una segunda fuente de energía. Lo más importante es que se hace pasar por el procesador de Game Boy. Aunque esta solución requiere mucha potencia computacional y, por lo tanto, energía, permite jugar a cualquier juego retro popular directamente desde su cartucho original.

Pero esto no es todo, para garantizar una duración aceptable del juego entre fallas de energía, los investigadores tuvieron que diseñar el hardware y el software del sistema desde cero para ser conscientes de la energía y muy eficientes energéticamente, que le permita al usuario una mejor experiencia de juego.

También desarrollaron una nueva técnica para almacenar el estado del sistema en una memoria no volátil, lo que minimiza la sobrecarga y permite una rápida restauración cuando vuelve la energía.

Gracias a sus investigaciones, ya no es necesario guardar juegos como se ve en las plataformas tradicionales, ya que el jugador ahora puede continuar jugando desde el punto exacto en el que el dispositivo pierde completamente el poder.

Todavía queda un largo camino por recorrer antes de que las consolas de juegos portátiles del siglo XXI de última generación se queden sin batería. La plataforma ENGAGE es solo un primer paso en esta dirección.

Más allá de ser un juguete divertido, se ha desarrollado principalmente para crear conciencia ya que, además del sonido, hay muchos otros problemas abiertos cuando se aplica la informática intermitente al dominio de la atención e interacción continuas del usuario.

La plataforma también puede servir como herramienta para estudiar el comportamiento interactivo de personas con sistemas intermitentes. Pero, sobre todo, se ha desarrollado en un esfuerzo por reducir aún más la dependencia de nuestra sociedad de las baterías.

“Es el primer dispositivo interactivo sin batería que recolecta energía de las acciones del usuario”, dijo Josiah Hester de Northwestern, quien codirigió la investigación. “Cuando presionas un botón, el dispositivo convierte esa energía en algo que potencia tu juego”.

“Los juegos sostenibles se convertirán en una realidad, y dimos un gran paso en esa dirección, al deshacernos de la batería por completo”, dijo Przemyslaw Pawelczak de TU Delft, quien codirigió la investigación con Hester. “Con nuestra plataforma, queremos hacer una declaración de que es posible crear un sistema de juego sostenible que brinde diversión y alegría al usuario”.

Los equipos presentarán la investigación virtualmente en UbiComp 2020, una importante conferencia dentro del campo de los sistemas interactivos, que podrás disfrutar el 15 de septiembre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *