¡Increíble! Conoce cuál es la mayor velocidad de Internet alcanzada

¿Alguna vez te has preguntado cual es el internet más rápido del mundo? Gracias a algunas investigaciones se descubrió cual es la velocidad más rápida que tiene el Internet en la actualidad. Descubre junto a nosotros la mayor velocidad de Internet alcanzada hasta hoy.

En cuanto al Internet, hay registros históricos que en ocasiones, como esta, pueden llegar a superar los límites de lo fácilmente imaginable.

La velocidad de Internet más rápida del mundo se ha registrado a unos increíbles 178 terabits por segundo (Tb/s), conexión lo suficientemente veloz como para descargar toda la biblioteca de Netflix en cuestión de segundos.

Pero, ¿Quien desarrollo tan fabulosa alternativa? Tras esta iniciativa se encuentra un grupo de ingenieros del Reino Unido y Japón, quienes colaboraron en el desarrollo de nuevas formas de modular la luz antes de que se transmita por las fibras ópticas. Esto permitiría la gestión de anchos de banda mucho más amplios de lo habitual.

La nueva velocidad máxima registrada es 17.800 veces más rápida que las conexiones a Internet más veloz disponibles para los consumidores. Por ejemplo, en Estados Unidos, Japón y Nueva Zelanda, el tope que una conexión doméstica puede alcanzar es de 10 Gb/s, sólo en algunas localidades con la correspondiente factibilidad técnica.

«Si bien las interconexiones actuales de los centros de datos en la nube de última generación son capaces de transportar hasta 35 terabits por segundo, estamos trabajando con nuevas tecnologías que utilizan de manera más eficiente la infraestructura existente, haciendo un mejor uso del ancho de banda de fibra óptica y permitiendo un tasa de transmisión récord mundial de 178 terabits por segundo», dice la Dra. Lidia Galdino, investigadora principal del estudio.

Para hacerse de un mayor espacio en la «autopista» de Internet, los investigadores desarrollaron nuevas constelaciones de forma geométrica (GS). Básicamente, consisten en patrones de combinaciones de señales que alteran la fase, el brillo y la polarización de las longitudes de onda, con el fin de encajar más información en la luz, sin que las longitudes de onda interfieran entre sí. Esto se hizo combinando diferentes tecnologías de amplificadores existentes en un sistema combinado.

fibra óptica submarina

Pero todavía existen datos curiosos al rededor de este proyecto y lo que hace de este descubrimiento más llamativo aún, es que al usar los cables de fibra óptica que ya existen en muchas partes del mundo, esta tecnología podría integrarse en la infraestructura existente con cierta facilidad. La implementación de esta iniciativa requeriría únicamente actualizar los amplificadores, que se disponen cada 40 a 100 km, aproximadamente.

A raíz de la pandemia por Covid-19, la demanda de servicios de comunicación de banda ancha ha crecido mucho, llegando algunos operadores de red a registrar un aumento de hasta un 60% en el tráfico de Internet, en comparación con situaciones anteriores. y por tal motivo la resiliencia y la capacidad de las redes de banda ancha se han vuelto cada vez más críticas.

El desarrollo de nuevas tecnologías es crucial para mantener esta tendencia hacia costos más bajos y al mismo tiempo satisfacer las futuras demandas de velocidad de datos que continuarán aumentando, con aplicaciones aún impensadas, que por supuesto transformaran la vida de los usuarios de formas inimaginables.

La investigación completa puede encontrarse en la revista IEEE Photonics Technology Letters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *