iOS mantiene a otros teclados lejos de la grandeza

Compartir las cosas de uno siempre ha sido difícil y es más difícil aun para las compañías de tecnología. Y como ejemplo perfecto para esto tomaremos a Apple. Por años, la compañía fue muy celosa respecto a su sistema operativo iOS, se negaban a compartir su sistema operativo con otros desarrolladores de teclados, pero en Septiembre del 2014 con el lanzamiento del IOS 8, Apple abrió sus puertas.

Cualquier teclado podría ser descargado, abierto y usado en cualquier aplicación de Apple. Inclusive las aplicaciones del núcleo de Apple como el correo, los mensajes, contactos y teléfono permitían el uso de estos teclados terceros. Recientemente, Microsoft lanzo una versión de Word Flow para iOS y Google trajo Gboard, su nuevo teclado de búsqueda.

Pero ninguno de estos teclados pueden usar mi herramienta favorita que trae el teclado de Apple por defecto: dictado de voz. Esta función se realiza con el pequeño micrófono a la izquierda de la barra espaciadora del teclado de Apple. Presiónalo, habla y tus palabras se traducirán en un texto que aparecerá en la pantalla así no tienes que caminar y escribir con la cabeza baja. El dictado no es perfecto, pero yo lo uso docenas de veces al día y va mejorando. Y si se preguntan ¿por qué Apple no comparte esta función con los demás teclados? Su respuesta fue simple: privacidad.

iOS

Algo que hay que agradecerle a Apple es que siempre está trabajando en mantener nuestros datos privados y siempre pregunta si estás seguro de querer compartir algo. La política de la compañía no permite el acceso del micrófono para extensiones (como es en este caso, los teclados) porque iOS no tiene manera de entender claramente lo que está escuchando. Además, la compañía tiene el pensamiento de que si permites el acceso del micrófonos para terceras aplicaciones de teclados esto podría permitir aplicaciones malvadas escucharan lo que dicen los usuarios sin su consentimiento.

En otras palabras, el sistema de limitaciones de iOS combinado con la privacidad de Apple previene que la función de dictado para terceras aplicaciones de teclados.

A parte de eso, otro gran problema que tienen los otros teclados es que tienes que estar constantemente cambiándolos, si quieres usar un idioma diferente, debes usar el teclado por defecto que trae iOS. Por ejemplo, el ultimo teclado que lanzo Microsoft para iOS, el WordFlow, solo tiene un idioma configurado y es el inglés. Un gran inconveniente para muchos de nosotros. Pero los diseñadores de teclados aún pueden diseñar su propia opción para cambiar al próximo teclado, así no hay que usar el icono del mundo. Y también está la particularidad de cuando usas un teclado en una aplicación propia de iOS, por ejemplo, los mensajes, se guarda la última que usaste y si no usaste el teclado de terceros, tendrás que buscarlo en la lista. Realmente fastidioso.

A pesar de que iOS abrió sus puertas para otros teclados les frena el camino para que no sean mejores que el teclado por defecto. Totalmente entendible, pero hay persona que usan muchos teclados diferentes para poder ampliar su experiencia al cien por ciento. Lo cual significa que ni siquiera Apple está en la cima de ser el mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *