Conoce a Moflin, una mascota de inteligencia artificial que te encantará

Las »mascotas robots» no son nada nuevo, las jugueterías han dado a conocer muchas variaciones de animales que responden con uno o varios sonidos característicos ante su supuesto »dueño», además de realizar todo tipo de maniobras para entretener (usualmente) a los más jóvenes de la casa.

Pero Moflin viene a traer algo diferente al mercado. Este pequeño robot de inteligencia artificial posee capacidades emocionales para evolucionar como animales vivientes, además trae consigo un algoritmo único que le permite aprender y crecer a partir de las interacciones con los humanos, de esta forma determina patrones y evalúa sus alrededores con sus sensores.

Esta diminuta criatura gris, selecciona desde un infinito número de combinaciones de patrones visuales y de sonido para responder y expresar sus sentimientos, sí, así como lo lees, como si interactuaras con un animal real. Eso sí, cuando se queda sin batería, solo es necesario colocarlo en su estación inalámbrica inspirada en un nido y estará bien en un rato. Cuando duerme, es capaz incluso de hacer pequeños movimientos y sonidos, ¿Qué ternura, no?.

»Creemos que Moflin recibiendo y dando amor a otros era un factor importante para la aplicación de diversas tecnologías de las TIC y como un punto de contacto en nuestra vida diaria», aseguraron sus creadores, Vanguard Industries.

Esta empresa japonesa es la responsable de la creación de este animal peludito que está destinado a desarrollar su personalidad única y distintiva dependiendo de su relación con los humanos y en el ambiente en el que se desarrolle. También responde al movimiento, tacto y sonidos.

Indudablemente, Moflin constituirá una perfecta opción para aquellos que deseen un compañero en casa sin el compromiso total y sin tener que lidiar con las alergias y gastos en vacunas, veterinario, etc.

Vanguard Industries han delimitado las emociones de Moflin como un mapa de expresión bidimensional, en el que las emociones y sentimientos se mueven a través de dicho mapa imaginario de acuerdo a su relación con los humanos, interactuando como una mascota real.

Moflin es capaz de experimentar sentimientos como estrés, ansiedad, letargo, tristeza, para luego moverse al espectro de emociones como la felicidad, seguridad, calma y emoción.

También podría tener una personalidad más »animada», como »segura», o »tranquila», y »evolucionará con el tiempo, entenderá que las personas tienen diversas formas de comunicarse y actuar y Moflin se adaptará a ellas», señalan los responsables de este proyecto.

»Después de unas revisiones, apuntamos para lanzarlo al mercado exitosamente en marzo de 2021, planeamos seguir diligentemente nuestra ruta para llevarles a Moflin», finalizaron.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *