Jesús IA el proyecto basado en inteligencia artificial inspirado en la Biblia

¿Te imaginas un mundo en que la ciencia y la religión concuerden en algo? Parece algo imposible pero,  ahora Jesús IA, un nuevo proyecto que parece ser un punto medio entre la ciencia y la religión.

Jesús IA es un proyecto de Inteligencia Artificial que pretende unir dos polos totalmente opuestos y separados por milenios de historia.

Este proyecto llevado a cabo por George Davila Durendal, un ingeniero e investigador quien se dio a la tarea de crear una serie de algoritmos para nutrirlos luego con pasajes de la biblia del rey James, a fin de generar diálogos al estilo del Antiguo Testamento.

Jesús IA el proyecto basado en inteligencia artificial inspirado en la Biblia

Con el nombre de Jesús IA, aprendido y absorbido Durendal expresó que su proyecto analiza cada palabra de la biblia con mayor profundidad que los mejores monjes que han existido, dando como resultado un versículo propio y bien estructurado.

Para lograr esto, fue alimentado por un dataset compuesto por más de 30 mil palabras, las cuales fueron usadas para generar los versículos en torno a 3 temas principales, la plaga, Cesar y el fin de los días.

En teoría, el Big Data y el análisis impulsado por datos deberían ser capaces de crear la obra literaria ‘perfecta’, que sea superior en calidad literaria y más vendida.

Sin embargo, los autores no necesitan preocuparse todavía. Los científicos predicen que necesitarán otras dos décadas de desarrollo, ya que los algoritmos actuales carecen de ‘intuición’.

En referencia a esto, Durendal señaló que podía ser posible desarrollar un modelo con menos fallos y capaz de tomar libertades artísticas o uno más competente a nivel técnico con una escritura mas mundana, mas no ambos.

Y si bien existen más de 2500 versiones de la biblia, Durendal se inclinó por la versión del rey James por resultarle esta la más indicada para entrenar su Jesús IA en aspectos como vocabulario, gramática y sintaxis, siendo que esta es también una de las versiones más leídas y populares de la biblia en el idioma inglés.

Pese a su prodigioso desempeño, Durendal admitió que su proyecto aun presenta algunos errores gramaticales, así como imprecisiones en algunos puntos.

Para resolverlo, Durendal hizo cambios en el código e introdujo 3 nuevos temas Sangre, Griegos y Sabiduría. Esto le dio como resultado un texto con menos errores, pero carente de la habilidad artística y la prosa de profeta presente en sus funciones iniciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *