Oculus Rift vs Gear VR (2016): La comparativa definitiva

Ahora que Samsung viene de actualizar su Gear VR para hacerlo compatible con el Galaxy Note 7 próximos celulares con conexión USB Type-C es hora de echarle un vistazo a las características y especificaciones técnicas enfrentándolas a Oculus Rift, la referencia de realidad virtual en PC. ¿Ganará el móvil o el PC? Sigue leyendo.

Empezaremos – por el principio – resaltando la mayor diferencia entre ambos. Oculus Rift requiere de un PC con requisitos mínimos relativamente altos para funcionar. El conjunto de headset y PC proporciona al usuario una experiencia extremadamente potente y envolvente.

El Gear VR ha sido creado para ser compatible con el último modelo de celular de Samsung, el cual se integra dentro del aparato. La última versión del Gear VR cuenta con puerto USB Type-C para añadir compatibilidad con el Galaxy Note 7, pero asimismo también es compatible con celulares equipados con puerto USB estándar como el Note 5, S6 Edge, S6 además de los todavía actuales Galaxy S7 y S7 Edge. Estos celulares tienen una potencia impresionante pero muy alejada de lo que puede ofrecer un PC.

oculus rift vs gear vr

Capacidad Wi-Fi

Oculus Rift requiere de USB y cables HDMI para conectarse al PC por el momento, el Gear VR permite disfrutar de una experiencia de realidad virtual sin cables de ningún tipo.

Experiencia portátil

Si quieres salir al jardín con tu Gear VR para que los vecinos te vean como si fueras El Cortador de Césped. Intentar conseguir eso con Oculus Rift requiere de un carretillo para transportar el PC y algún tipo de fuente de alimentación, así que por el momento esa opción no existe.

Peso

A la hora de explorar en 360 grados el mundo que nos rodea la diferencia de peso entre ambos headsets no es demasiado grande, aún así conviene tenerla en cuenta ya que nuestro cuello puede tensionarse con facilidad ante un uso prolongado del aparato.

Sin tener en cuenta el cable USB, el dispositivo Oculus Rift tiene un peso de 470 gramos. El Gear VR pesa 312 gramos, pero eso sin haber insertado ni el teléfono ni la placa frontal. Y teniendo en cuenta que los celulares Galaxy compatibles pesan entre 151 y 171 gramos, los pesos se igualan.

Nota: Antes se podía jugar con Gear VR sin tener la tapa puesta, pero con el modelo actual hay que quitar el celular antes de ajustar la tapa.

Seguimiento de la posición de la cabeza

Uno de los mayores atractivos de Oculus Rift frente a la realidad virtual para celulares y por extensión frente a Gear VR es que Rift puede detectar tus movimientos en el espacio. Es decir, que en caso de que te inclines, de que te pongas de pie, de que saltes o hagas cualquier otro movimiento Oculus Rift lo sabrá. Así, todas esas cosas que harías en el mundo real las puedes reproducir de igual forma en el mundo virtual. Por su parte Gear VR solamente es capaz de detectar los movimientos que hacemos con la cabeza.

Incluye gamepad

Oculus Rift se vende como un mando de Xbox One incluido. Con el Gear VR no tenemos esa suerte y es necesario comprarlo por separado.

Accesorios táctiles

Destaca en este apartado Oculus Touch: Un conjunto de mandos que prometen la utilización de la manos con la realidad virtual y que prometen una experiencia “única”. Desgraciadamente hasta el momento no podemos verificar esta afirmación de Oculus ya que todavía no han llegado al mercado. Por su parte el Gear VR no dispone todavía de ningún mando de este tipo ni está contemplado que en un futuro vaya a haberlo.

Control remoto / Touchpad

Oculus Rift cuenta con un mando a distancia que permite navegar entre menús y hacer selecciones en la pantalla principal (también se puede utilizar el mando de Xbox One). El Gear VR cuenta con un touchpad integrado que permite navegar y volver atrás.

En el tipo de juegos existentes para Gear VR la pantalla táctil se utiliza bastante, con lo que no es necesario contar con un mando específico en la mayoría de las ocasiones.

Auriculares integrados

Oculus tiene auriculares integrados, que tampoco son nada del otro mundo, son de espuma y están situados en la parte superior de las orejas sin contar con cancelación de ruido – desgraciadamente esta plataforma no soporta audio espacial, de tal forma que pueda saberse la dirección de la que está viniendo el sonido.

El Gear VR utiliza el altavoz del celular, por lo que también se pueden conectar unos auriculares al celular para así escuchar la acción. En teoría, no habría necesidad de utilizar unos auriculares especiales para obtener un audio espacial con el Gear VR, pero la plataforma no lo soporta directamente por el momento.

Construcción

Ambos dispositivos están fabricados en plástico duro con el resto de componentes en tela y espuma. Ambos están disponibles solamente en color negro.

Las correas del Gear son de tela elástica, en Rift son de material plástico rígido. En el Gear la parte que toca a la cara es de espuma con una suave cubierta de tela. En el Rift esa espuma se sustituye por goma.

 

Resolución de pantalla

Recuerda que en Rift estás mirando a través de un headset a una especie de mini-monitor para cada ojo. Con el Gear tendrás una visión estereoscópica de la pantalla del celular.

Rift cuenta con una resolución de 1200 x 1080 píxeles por ojo. La resolución de Gear depende de celular que se introduzca, pero en la actualidad es la misma para todas las opciones compatibles. Eso se traduce en una resolución 1440 x 1280 píxeles por ojo.

No se necesita mayor resolución para tener una nitidez máxima en ambos dispositivos. Sin embargo, la capacidad de renderizado de Oculus Rift todavía sigue estando por encima de las de Gear Vr debido al hardware más potente, proporcionando una experiencia más rica y suave.

Tipo de pantalla

Las pantallas OLED son el estándar de la realidad virtual. Las LCD IPS están demasiado retroiluminadas y están sujetas a desenfoques de movimiento.

Campo de visión

Oculus Rift eclipsa a Gear por unos 9 gratos. Pro si sirve de algo, Samsung aumentó el campo de visión en cerca de 5 grados desde la versión anterior del Gear VR, una diferencia tan pequeña no es apreciable para la mayoría de la gente. A la larga lo ideal es estar cerca de los 180 grados, que es el campo de visión natural de la vista humana.

FPS (frecuencia de actualización)

Rift actualiza sus imágenes un 30% más rápido, lo que resulta en una experiencia de visualización suave y relajada.

Distancia interpupilar (IPD)

La IPD es la distancia entre los ojos. Lo ideal para estos dispositivos es que sea como en las gafas graduadas, para que así no pueda haber distorsión de ningún tipo. En Oculus Rift esta distancia se puede ajustar, en Gear VR no es posible.

Uso de gafas

La buena noticia para los usuarios de gafas es que ambos headsets permiten utilizar gafas. De todas formas, en la documentación de Gear VR, Samsung recomienda utilizar lentes de contacto (lentillas) en lugar de las gafas, aún así es simplemente una recomendación, no una exigencia.

Ajuste del enfoque

El Gear VR si que permite ajustar el enfoque, por lo que podrías pasar de utilizar a usar lentes de contacto con facilidad. Oculus Rift carece de una característica similar.

 

Software

Oculus Home se encarga de suministrar software a ambos dispositivos. Cuenta con una plataforma basada en Windows para los juegos de Rift y otra aplicación Android para Gear VR.

Juegos incluidos

Los usuarios de Oculus Rift tienen la suerte de contar con un juego de plataformas de calidad en tercera persona (Lucky’s Tale). Los usuarios de Gear VR tienen en la Oculus Store algunos juegos gratis pero ciertamente su calidad no es la de un Triple-A.

También es cierto que hay algunos juegos fantásticos de estudios independientes para Gear VR, de todos modos el mejor contenido lo tiene sin lugar a dudas Oculus Rift.

Fecha de lanzamiento

Las versiones de 2016 de estos headset llegaron al mercado en marzo (Rift) y en agosto (Gear).

Precio completo

Puede que Rift incluya un sensor adicional, el cable, el mando y un primer juego para disfrutar de la experiencia desde ya, pero también es 6 veces más caro que Gear VR. Si el primero cuesta 99 dólares, Oculus Rift nos saldrá por la friolera de 599 dólares. Su mayor potencia y posición en la industria termina penalizando el precio.

Por supuesto, y a la hora de comprar los costos también hay que tener en cuenta el hardware adicional que necesitamos. Así, para jugar en un PC con garantías mínimas necesitaremos al menos una inversión de 900 dólares.

Pero es que los celulares Galaxy tampoco son baratos y se mueven entre los 575 y los 850 dólares que nos costaría un libre. Lo bueno que tienen los móviles es que también se pueden comprar a plazos, tienen una segunda mano más extendida algunas operadoras pueden hacer descuentos.

 

Conclusión final

Hasta cierto punto, una comparativa ente Oculus Rift y Gear VR no es del todo justa, no juegan en la misma liga, aunque lo parezca. El primero es cohete cuya tecnología lleva muchísimo tiempo en desarrollo, el primero es una forma divertida de aprovechar el celular para jugar. Pero teniendo en cuenta que muchos de los usuarios de realidad virtual a día de hoy solamente buscan una toma de contacto y vivir nuevas experiencia, tener que gastarse solamente 100 dólares es una decisión más que sabia. Los que quieran apostar por esta nueva tecnología si que deberían ir sin dudar a por Oculus Rift.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.