Samsung presenta Galaxy Active Neo, un smartphone resistente a todo

0
59

Samsung ya no sabe uno a qué atenerse. Mientras las nuevas gamas alfanuméricas siguen llegando al mercado casi con la misma frecuencia que antes, e incluso con una nueva serie O que todos asocian a la realidad virtual de Oculus Rift, los modelos con apellidos interminables continúan saliendo de sus hornos. Algunos para el mercado internacional, algunos para ciertas regiones muy concretas como este Samsung Galaxy Active Neo que, por ahora, disfrutarán sólo en Japón.

No tiene nada de especial, como le ocurre casi siempre a un fabricante cuyo nivel de fabricación de terminales hace que éstos casi no se distingan entre sí, y aún así cuenta con algo atractivo y es la protección contra caídas y golpes que siempre ha caracterizado a la familia Active de los surcoreanos.

El resto de especificaciones son bastante normales y algunas, por qué no decirlo, algo desequilibradas. A un dispositivo con 2GB de RAM, un Snapdragon 410 y 16GB de almacenamiento se le presupone una pantalla algo mejor, y es que sus 4,5 pulgadas llegan con resolución WVGA en lugar de un mucho más atractivo HD que habría colocado al Active Neo en el punto de mira de un público más amplio. LTE, eso sí, y 2200 mAh que prometen una muy buena autonomía com pletan este dispositivo con protección contra golpes y posiblemente contra polvo y agua, aunque Samsung no se ha pronunciado en este sentido.

El Samsung Galaxy Neo parece ser, por apariencia y especificaciones, más una evolución del Galaxy XCover 3 que un nuevo dispositivo. Aterriza dentro de la gama media-baja de Android con un panel de 4,5 pulgadas con resolución WVGA de 800×480 píxeles y un procesador Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos, 64bits y 1,2GHz de velocidad de reloj, además de una GPU Adreno 306. El equipo de memorias lo conforman 2GB de RAM y 16GB de almacenamiento interno ampliable con una microSD.

Si nos fijamos en las características multimedia, empezando por sus cámaras, vemos que tampoco desentona con lo que esperamos de una gama media a estas alturas. El sensor que porta en la espalda es de 8 megapíxeles con capacidad para grabar vídeo FullHD y el frontal, de 2 megapíxeles, satisfará las necesidades de los adictos a los selfies aunque sin ninguna características especial. El procesador le otorga conectividad 4G/LTE a la que hay que sumar el paquete básico más NFC. Éste consta de WiFi, Bluetooth 4.1, GPS y minijack para auriculares.

Con unas dimensiones de 133 x 70 x 10,1 milímetros y un peso de 154 gramos, el Galaxy Active Neo portará una batería de 2200 mAh y tendrá Android Lollipop en su interior. El exterior, como vemos, está reforzado como ya es un clásico dentro de la familia Active de Samsung. Diseñado para tener buen rendimiento y estar protegido ante situaciones extremas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí