Samsung y Apple se unen para poner fin a las tarjetas SIM

0
105

eSim

Apple y Samsung, sempiternos enemigos, se habrían puesto de acuerdo para poner fin a las tarjetas SIM de toda la vida.

“La portabilidad tendrá lugar el próximo…”, todos estamos en mayor o menor medida familiarizados con este mensaje que precede al cambio de operador. Una tarifa mejor, una cobertura más amplia o simplemente e hartazgo por una mala atención al cliente. Cualquiera puede ser el motivo que nos empuje a abonarnos a una nueva red. Y es siempre un momento delicado ¿Irá todo bien?

En la conocida como ventana de cambio la línea del usuario pasa por un extraño limbo y hasta que introducimos el PIN en la SIM del nuevo operador, la tensión es extrema. Es el pavor por la desconexión. Sin embargo, parece que en muy poco tiempo esta agonía va a terminar y el cambio de operador será prácticamente instantáneo, y gracias a la eSIM.

Según hemos podido conocer a través del Financial Times, Apple y Samsung, sempiternos enemigos, se habrían puesto de acuerdo para poner fin a las tarjetas SIM de toda la vida.

Las tarjetas exigen además a los fabricantes la disposición de ranuras o formas de acceder a ellas que encarecen los procesos de diseño y fabricación, y en este mercado hasta el último céntimo de coste marca la diferencia. ¿A quién beneficia entonces la anacrónica SIM? Bien, pues parece que los únicos que han obtenido un rendimiento del molesto proceso de cambio de tarjetas han sido los operadores, que han encontrado en ellas una insuperable barrera de salida en muchas ocasiones y también la excusa perfecta para atizar bien al cliente con el roaming.

Pero esto tampoco es del todo cierto, puesto que esta migración masiva de formato no sería posible sin la presencia de los grandes operadores: en torno a la GSMA (la asociación que engloba a operadores y fabricantes de telefonía) y según ha filtrado ese medio, los grandes suministradores de red están de acuerdo en dar el salto y entre ellos se encuentra Telefónica.

Sin embargo, lo realmente llamativo de este proceso es sin duda el presunto acuerdo entre Apple y Samsung, que se materializaría en sendos smartphones que verían la luz este mismo año y ya carentes del cartón de la SIM: el próximo iPhone y el Galaxy Note 5, serían los primeros modelos que incorporarían la esperada eSIM. En el caso de Apple no sorprende tanto, puesto que los de Cupertino ya comenzaron su andadura en solitario con la Apple SIM, una tarjeta que permite a los propietarios del iPad moverse por el mundo sin preocuparse por el temido roaming.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí